VUESTRA FELICIDAD
07-06-2019

Publicado por: 聲gel Rup廨ez


Puede que nada sea casual, y que todo lo regule un desconocido que quiere ponernos en aprietos cuando menos lo esperamos. De pronto he desembocado en su intimidad, cuando menos lo esperaba. Y he deseado su felicidad, a la que no sab燰 qu rostro ponerle, despu廥 de tantos a隳s. He ido demasiado lejos y me he desvelado. 澧鏔o ser su amor hoy? Yo no era del todo libre porque era mi cabeza la que trajinaba, sin que yo le diera la orden. Al rev廥, quer燰 dormir pero no me dejaba dormir. Y mi imaginaci鏮 iba hacia sus abrazos y su calor y su amor, y yo no pintaba nada all. 燕or qu quer燰 que fueran felices de esa manera? Tem燰 que no lo fueran y que eso les alejara, aunque siguieran juntos, eternamente felices juntos. He necesitado cortar esa intromisi鏮 en su cuarto y me he puesto a leer en pleno insomnio el libro m嫳 absurdo de poes燰 que he le獮o jam嫳. Ten燰 t癃ulo de tr塻ico rodado en una ciudad y era un conjunto de rimas incesantes, una insensat疄ima melopea llena de ingeniosidades baratas, propias de un ep璲ono desnortado de los a隳s 20 del siglo pasado, o algo parecido. Aunque me persegu燰 el anterior rumor, el de la felicidad vuestra, que yo deseaba a toda costa, la de vosotros dos, s, vosotros dos, t y ella, ella y t, la poes燰 barata de este hombre, con un resonante premio a sus espaldas, me hac燰 re甏 sin parar, lo cual me alivi y me alej de la otra obsesi鏮, la que me hab燰 desvelado. 燎ealmente sois felices? Quiero que lo se壾s, a toda costa, insisto. Quiero esos abrazos, los quiero, y quiero que no tengan caducidad, ni ahora ni nunca. Mientras tanto, Claudio le dice a este poetastro, delante de mis narices, Plaza de las Salesas, verano del 1990: "T no eres poeta". Me qued clavado, y le mir al poetastro, y realmente mentir燰 si dijera que recuerdo qu cara puso. Pero s recuerdo que sonri, sonri y se pasm, a parte iguales. 熹u le voy a decir a este genio? Claudio era as, sobre todo si se las ve燰 con un mentiroso, y aquel poeta, este poeta de esta noche, era realmente un mentiroso por una sencilla raz鏮: porque su libro ment燰 y miente. 璣 por qu? Porque miente a la poes燰, en cuyo nombre habla y encima con un premio para callar la boca a los d嶵iles pero no a los que nunca han mentido en nombre de quien les regal el don de la ebriedad . La risa hizo que me durmiera y, al despertarme, sab燰 que erais felices, realmente felices, eternamente felices.